Entrenamiento para acabar un triatlón.

Antes de explicarte como es un entrenamiento para poder acabar un triatlón, queremos definir este deporte. El triatlón es un deporte olímpico que enlaza tres disciplinas muy diferentes como son la natación, el ciclismo y la carrera a pie. El paso de una disciplina a otra se tiene en cuenta dentro del tiempo final y se llama transición, por lo que tenemos una primera transición entre nadar y pedalear y una segunda entre la bici y la carrera.

entrenamiento para acabar un triatlón

Previamente de ver un ejemplo de entrenamiento para acabar un triatlón, seguiremos hablando de este deporte que tiene multitud de variantes como duatlón, donde se corre y se hace bici solo o acuatlón donde se nada y se corre únicamente o incluso cuadriatlón en el que se suma un tramo de piragüismo. A todo esto hay que añadir las diferentes distancias oficiales que van desde supersprint en la que las competiciones suelen durar unos 30´ hasta la larga distancia en la cual podemos acercarnos a más de 10 horas de esfuerzo ininterrumpido. Entre medio encontramos distancia sprint, estándar u olímpica y media distancia.

“El entrenamiento para poder acabar un triatlón debe de ser planificado según la distancia”

Esta variedad en cuanto a movimientos motrices, distancias y materiales lo han convertido en uno de los deportes con mayor crecimiento de los últimos años en nuestro país. No lo podemos negar, el triatlón está de moda.

Esto último puede suponer un riesgo ya que no son pocos los aficionados que se han lanzado a competir en pruebas tan exigentes como la media o larga distancia sin tener una buena preparación, lo cual ha producido en muchos casos problemas de salud de moderados a graves. A todos no suenan las lesiones articulares o musculares por sobresfuerzo pero también los problemas cardiovasculares o incluso ahogamientos.

Por este motivo hoy vamos a intentar dar una aproximación a cómo sería un optimo entrenamiento para acabar un triatlón de corta distancia y acabarlo con las máximas garantías.

La programación perfecta.

Vamos a elegir la distancia más accesible para poder preparar un triatlon de forma rápida y divertida para cualquier persona que llega nueva a este deporte. En un triatlón sprint se nadan 750 metros, se hace un circuito de ciclismo de 20km y se acaba con 5km de carrera a pie. Los tiempos de esfuerzo varían de 50-120´ dependiendo del terreno y nivel de la persona.

Si somos novatos en este deporte y en cualquiera de las 3 disciplinas por separado lo ideal es afrontar la prueba con una preparación mínima de 6 meses y tener en cuenta que la natación es la disciplina a priorizar sobre todo por motivos de seguridad, ya que no sabemos cómo puede estar el mar el día de la prueba.

Supongamos que tenemos una vida laboral y familiar que nos permite sacar 6 días de entrenamiento semanales y al menos 1 hora por día. En ese caso un ejemplo de distribución de entrenamientos podría ser la del siguiente cuadro.

LUNES
MARTES
MIÉRCOLES
JUEVES
VIERNES
SÁBADO
DOMINGO
Natación
Natación
Natación
Ciclismo
Carrera
Carrera

Como se puede ver se nadan 3 días, se entrena la carrera a pie 2 y el ciclismo 1 día (si es posible algo más de 1 hora). El domingo es el día de descanso en el que se puede practicar alguna actividad deportiva paralela y de bajo impacto como pasear o algún trabajo de fuerza y movilidad articular.

Conforme pasen las semanas la forma física mejorará y seremos capaces de afrontar mayores cargas de trabajo. En ese caso se podrá subir el volumen, la intensidad y la densidad de los entrenamientos. El primer mes de entrenamiento es crucial para poder preparar un

Una vez cogido el ritmo de entrenamiento semanal y conforme se acerca la prueba sería interesante practicar algún entrenamiento de transición, sobre todo de ciclismo a carrera a pie, ya que la fatiga acumulada en la bici puede darnos sensaciones muy desagradables a la hora de correr si no se ha practicado previamente.

Por último, en las últimas semanas de la preparación es necesario entrenar lo que se va a hacer dentro de todas las transiciones. Es un trabajo más mental que físico en el cual debemos ser capaces de, a unas pulsaciones muy altas, dejar el material del deporte finalizado en nuestro box y coger todo lo que necesitamos para la siguiente disciplina. Esto también es muy importante ya que en la zona de transición es donde más penalizaciones se suelen ver.

CONCLUSIONES

Esto ha sido un resumen de entrenamiento para acabar un triatlón de corta distancia. Si eres novato te aconsejamos empezar por aquí y que olvides un poco toda la épica que rodea a los triatlones de larga distancia.

No pretendemos asustar a nadie solamente intentar explicar que cada distancia exige una preparación y una experiencia previa. Saltarse etapas formativas en el deporte, seamos niños o adultos, se traduce en abandonos, lesiones y accidentes.

En cuanto al entrenamiento para acabar un triatlón sprint que has visto, ha sido solo un simple ejemplo de cómo planificar el entrenamiento de este divertido deporte. Por supuesto si la persona tiene un nivel, experiencia u horarios diferentes a lo visto aquí, el entrenamiento puede cambiar mucho. Por ello aconsejamos que si te vas a embarcar en este bonito reto te pongas de la mano de un entrenador cualificado que te guie en tu propósito.

Si quieres vivir lo visto aquí en primera persona y en buena compañía te animamos a probar en uno de nuestros entrenamientos del Club Trialtón Stadio. Está demostrado que el rendimiento aumenta al practicar deporte en grupo.

Leave a Comment